Buscar
  • CONSERVAGRO

Cuencas Hidrográficas: un Modelo para Planificación y Análisis hidrológico

Actualmente existe toda una iniciativa por parte de los Ministerios para realizar estudios de cuencas integrados. Pero ¿sabemos el alcance de las Cuencas, y para qué sirve dicho estudio?


Figura 1: Representación de una cuenca hidrográfica en la provincia de Córdoba


Una cuenca hidrográfica es una depresión topográfica rodeada de altos que determinan su límite. Es una zona de terreno donde toda el agua que cae en ella (precipitaciones, granizo, nieve) converge en un único punto en un área de terreno bajo que corresponde a la salida de la cuenca.

Esta agua se une finalmente a un cuerpo de agua como un mar, un río, un lago, un embalse, océano u otro.


Figura 2: elementos básicos que componen una cuenca hidrográfica


Los escurrimientos que suceden en una cuenca son de carácter temporario, y duran desde el momento que comienza la precipitación hasta que una vez finalizada, por condiciones topográficas y antrópicas, el agua desde el punto más alejado transcurre por el punto de salida de la cuenca.


Estos escurrimientos temporarios toman una gran importancia ya que, en eventos de precipitaciones intensas, generan desastres en los establecimientos agropecuarios, asi como para las zonas urbanas. Los caudales conducidos, y la velocidad de los mismos, generan procesos erosivos en los campos, arrastrando porción de suelos productivos, y generando erosión en lámina, surcos e incluso cárcavas. Y el suelo transportado junto con los excedentes hídricos, terminan normalmente en las localidades cercanas.


Entonces, ¿por qué creemos que un estudio de cuenca puede ser beneficioso?


La hidrología aporta los elementos técnicos y científicos que !e permitirán conocer adecuadamente el ciclo del agua y realizar estudios y obras para la regulación y ordenamiento de las cuencas hidrográficas.


El manejo de una cuenca hidrográfica no es otra cosa que el resultado benéfico obtenido del estudio conjunto de todos los factores que ella encierra como el suelo, el agua y la cobertura vegetal, ya que ellos están íntimamente relacionados entre si y por consiguiente, dependen unos de otros.


En muchas situaciones existen desvíos de agua entre un establecimiento y otro. Ya sea para evitar el ingreso de agua a zonas específicas, o para acumular el agua. El estudio de cuencas lo que hace es que una vez establecidos los escurrimientos naturales y antrópicos de manera científica, se establecen los escurrimientos hídricos actuales, y ellos no deben ser modificados por ningún productor agropecuario. Es decir, el estudio de cuenca es el estudio técnico y legal básico para evitar cualquier modificación natural de los escurrimientos.


Figura 3: Escurrimientos normales afectados por la presencia de calles de menor altura


El Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia de Córdoba actualmente financia los estudios de cuencas a cargo de profesionales Ingenieros Agrónomos para ordenar los escurrimientos hídricos a nivel provincial, y brinda maquinarias agrícolas para realización de Consorcios de Conservación de Suelos. Para ello es necesaria la unión de productores de una misma cuenca que pretendan formar la comisión directiva, con el solo fin de administrar la maquinaria a los distintos integrantes del consorcio.


La unión de los productores y el apoyo de la provincia, es necesario para ordenar los escurrimientos a nivel zonal y luego a nivel provincial. De esta manera nos aseguramos que el agua se mueva por donde debe hacerlo, y si va acompañado de Obras de Conservación, disminuimos la erosión hídrica y problemas de excesos de agua en zonas urbanas.

Ing. Agr. Emilse N. Vigliecca

0 vistas

©2018 by conservagro. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now