Buscar
  • CONSERVAGRO

BUENAS PRÁCTICAS AGROPECUARIAS: IMPORTANCIA AMBIENTAL.

El Programa de las Buenas Prácticas Agropecuarias busca que el sector sea sustentable en el tiempo. Por eso se basa en tres ejes principales, donde el primero que es la PERSONA (o el aspecto Social) se refiere a la formación continua para adquirir conocimientos técnicos y de manejo agropecuario para la mejora continua. El segundo es el PLANETA (o Ambiental), el cual engloba las prácticas que ayudan a la conservación de los recursos, generando un desarrollo sostenible y cuidadoso con el ambiente. Y por último la PROSPERIDAD (o Económico) que hace referencia a todas las actividades en las cuales el productor gestiona los procesos para poder mejorar el resultado. Dentro de cada uno de estos ejes, se contemplan diferentes prácticas recomendadas y que logran aumentar la calidad y rendimiento de las producciones.


En esta nota, nos enfocaremos en el aspecto ambiental, que se apoya en diversos ODS de los pilares Prosperidad y Planeta, entre los que se destacan el ODS15, Vida de Ecosistemas Terrestres, el cual busca asegurar la conservación, el restablecimiento y el uso sostenible de ecosistemas terrestres y de agua dulce y sus servicios, también el ODS 12, Producción y Consumo Responsable, siendo una de sus metas el lograr la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales. Por otro lado, el ODS 11, Ciudades y Comunidades Sostenibles, siendo uno de sus objetivos el apoyar los vínculos económicos, sociales y ambientales positivos entre las zonas urbanas, periurbanas y rurales.


A continuación se detalla la importancia, criterio y el beneficio obtenido por los productores que implementen dichas prácticas recomendadas.


PLANETA: Conservación de los Recursos Naturales


I. NUTRICIÓN DE SUELOS

Esta práctica se compone de dos secciones:

Sólo podrá acreditar esta práctica, aquel productor que complete la sección “A” o parte de la misma. Mientras que, la sección “B” sólo se podrá cargar cuando se cumpla con la sección “A”.


A. DIAGNÓSTICO DE FERTILIDAD DE SUELOS


Justificación

Una de las externalidades negativas de la realidad actual del sector agropecuario en la Provincia de Córdoba es el agotamiento de los suelos, entendiendo por tal a la pérdida de capacidad productiva, dada por la disminución continuada de los contenidos de materia orgánica, nutrientes (fósforo principalmente) y de la actividad biológica. La inclusión de esta práctica obedece a la necesidad de instalar el análisis de suelo como herramienta de diagnóstico y de planificación del manejo del suelo a nivel predial.

Indicador

Se considerará un análisis de suelo cada 50 has., que indique materia orgánica (MO), fósforo disponible (P), pH y nitrógeno (N). Se deberá adjuntar en el formulario de adhesión online una imagen del análisis correspondiente donde esté claro, además de los valores indicados, la fecha, el laboratorio que lo realizó, el número de identificación del mismo y las coordenadas del punto de toma de la muestra si esta es simple o identificación del lote si es muestra compuesta.

Se otorgará un beneficio de $600 por cada análisis de suelo presentado cada 50 has. En ningún caso el beneficio superará 5 análisis de suelos (o $ 3.000) independientemente de la cantidad de análisis realizados en la UM.


B. FERTILIZACIÓN DE SUELOS


Justificación

Esta práctica pretende que el productor continúe con el proceso iniciado en la práctica anterior. A partir del diagnóstico obtenido a través del estudio de suelo, se logrará determinar la cantidad y lugar adecuado de enmiendas, evitando deficiencias y excesos. Creemos que el productor que incorpore la cantidad adecuada de fertilizantes y enmiendas agrícolas, colaborará a sostener la fertilidad de nuestros suelos y garantizar los niveles de producciones futuras.


Indicador

Para adherir a esta práctica, el productor deberá adjuntar, en la plataforma del programa, la factura digital de compra del insumo.

El productor que acredite esta práctica, percibirá un beneficio que corresponderá al 2% del importe de la factura de compra del insumo, con un máximo de reintegro que varía entre $ 17.000 y $ 19.400, dependiendo de la cantidad de análisis cargados en la sección “A”.


II. ROTACIÓN CON GRAMÍNEAS Y CULTIVOS DE SERVICIO


Justificación

Una correcta rotación de cultivos es una práctica clave para la sostenibilidad del modelo productivo. Esta práctica agronómica, influye en las condiciones físicas y bioquímicas del suelo mejorando aspectos tales como, la estructura del suelo, la porosidad, infiltración y retención de agua, entre otros. Por otro lado, plantear distintos cultivos, permite disminuir los riesgos del sistema productivo. En esta práctica, se considerarán además los cultivos de servicio, es decir, cultivos que no se cosechan, sino que se usan para brindar algún beneficio al sistema como proteger el suelo contra la erosión, controlar malezas, proveer biológicamente nutrientes al suelo o regular nivel freático de napas. Son ejemplo de cultivos de servicio los cultivos de cobertura.


Indicador

Se dará por cumplida esta práctica cuando la sumatoria de gramíneas sea igual o superior al 30% de la superficie de la Unidad de Manejo. El cumplimiento de esta práctica se dará por realizada luego de auditar la veracidad de los datos a través de la Receta Fitosanitaria Online, de imágenes satelitales y otras herramientas disponibles.

El beneficio otorgado al productor estará dado por una base de $5.000 y un aporte de $30/ha progresivo hasta un máximo de $20.000. En ningún caso el beneficio se asignará a superficies mayores a las 500 has., independientemente que la UM supere esa superficie.


III. PASTURAS IMPLANTADAS


Justificación

La presencia de pasturas implantadas dedicadas a la producción de forraje es una cuestión que el programa de BPAs-CBA quiere promover dada la importancia de esta práctica desde el punto de vista del control de la erosión, recomposición de la fertilidad de los suelos, consumo de agua, rotación de cultivos, control de malezas, plagas y enfermedades, etc.


Indicador

Se dará por cumplida esta práctica cuando en la UM exista por lo menos el 10 % del área con cultivos dedicados a la producción de forraje durante el año previo al momento de adherir a la práctica.

El beneficio otorgado al productor estará dado por una base de $5.000 y un aporte de $30/ha progresivo hasta un máximo de $20.000. En ningún caso el beneficio se asignará a superficies mayores a las 500 has., independientemente que la UM supere esa superficie.


IV. SISTEMATIZACIÓN CON TERRAZAS


Justificación

La erosión hídrica de los suelos es una externalidad negativa que se presenta principalmente en la región del piedemonte de la Provincia de Córdoba. Estos procesos son muy rápidos y es de suma importancia tomar medidas para evitarlos. Existe un creciente número de productores que, advertidos de esta realidad, optan por la realización de terrazas para conservar los distintos tipos de suelos. Entiéndase por terraza a las estructuras continuas de movimiento de suelo para controlar el escurrimiento hídrico superficial, perpendiculares a la pendiente dominante o en curvas de nivel. Estas obras de conservación, son uno de los métodos más eficientes en el control de la erosión hídrica, ya que además de reducir la energía del agua sobre la superficie del suelo, mejoran la infiltración y, por ende, contribuyen al aumento de la disponibilidad de agua en el perfil del suelo beneficiando el rendimiento de los cultivos. Asimismo, reducen el anegamiento aguas abajo e impiden la formación de cárcavas.


Indicador

El productor deberá indicar en que cuenta catastrales presenta terrazas y cuántas hectáreas se encuentran afectadas con estas obras de conservación de suelos.

El beneficio otorgado al productor estará dado por una base de $5.000 y un aporte de $30/ha progresivo hasta un máximo de $20.000. En ningún caso el beneficio se asignará a superficies mayores a las 500 has., independientemente que la UM supere esa superficie.



V. PLAN PECUARIO


Justificación

El Plan Pecuario es la práctica que beneficia a todo productor que desarrolle alguna explotación pecuaria en la UM declarada en BPAs, debiendo tener número de RENSPA, RENAF y/o RENAPA vigente, cumpliendo con todas las normas sanitarias establecidas por SENASA y la Ley Provincial de Marcas y Señales.


Indicador

Con el número de RENSPA, y el número total de animales en la explotación. Con el número de RENAF en explotaciones de más de 20 animales y el número total de animales. Con RENAPA y número total de colmenas en explotaciones apícolas.

El beneficio otorgado al productor será de $15.000 máximo. Se reconocerá únicamente un plan pecuario por CUIT, por más que el productor presente más de una producción pecuaria.



Ing. Agr. Melani del Valle Pepermans


7 vistas

©2018 by conservagro. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now